Leave a comment

Los huracanes y su similitud con los bucles mentales

Estos últimos días, hemos venido pasando por varios desastres naturales, terremotos, incendios y huracanes.  Y cuando veía las escenas del huracán y su relación con nuestras propias emociones y pensamientos, no dejaba de notar que éste se asemeja a lo que llamamos en Coaching Transpersonal, un bucle mental.

Si observan por unos segundos, un huracán sobre el mar, podrán ver lo tormentoso que sería estar dentro de él, pero seguramente si se sumergen dentro de las aguas, a grandes profundidades, podrán sentir la paz y la calma que encontrarán dentro.

“El ego es una cárcel repetitiva de la que no se puede salir sin conciencia” Albert Rams

Digamos que lo mismo ocurre con nosotros y nuestros distintos niveles de conciencia.  Hay partes de nuestra mente, que se ven presas de circunstancias puramente externas, dominadas básicamente por la razón y la emoción.  Y en el fondo del mar, muy dentro de nosotros, la parte de nuestra conciencia más profunda se maneja desde el corazón y la intuición.  Y es justamente en nuestro corazón donde residen los valores más elevados: el amor y la compasión.

¿Qué es un bucle mental?

Los bucles mentales serían estas aguas turbulentas en nuestra mente: las emociones mal gestionadas y los pensamientos racionales recurrentes.  Muchas veces, no somos ni conscientes de ellos y debido a ello nos es también muy difícil de salir, es como si cayéramos dentro de un espiral sin salida.

He podido verlo bastante en las sesiones de Coaching y estoy segura que observándose desde la serenidad, pueden verlo ustedes también: el típico darle vueltas a algo y no poder salir de la situación, el conectar rápidamente un pensamiento con otro (casi sin pausa), el hablar deprisa y más.  Y por más de que se logra avanzar, los mismos hábitos de pensamiento, nos suelen jalar nuevamente hacia ese bucle mental.

Ahora, como todo apego, suele tener también su propio beneficio: el mantenernos dentro de nuestra zona de confort.

¿Hay maneras de romper el bucle mental?, si, por medio del Coaching o de la ayuda de algún otro profesional, pero otra de las maneras que a mi me encanta, es por medio de la meditación, ¿por qué? Pues por que te conviertes en el gran observador de tu mente, de tus pensamientos, logrando verlos desde afuera y evitando que te jalen en esa espiral de pensamientos.

¿Qué tienen en común los huracanes con los bucles mentales?

Ahora que pudiste leer un poco, acerca de la definición de los bucles mentales, ¿no los encuentras muy parecidos a las tormentas y mas aún, a los huracanes?

Y es que todo lo que sucede fuera, es un espejo, una réplica de lo que sucede dentro de nosotros.  Nos hemos convertido en una sociedad presa de nuestras emociones, basada en la lógica y la razón.  Hemos perdido total conexión con nosotros mismos, con nuestra intuición, con nuestras sensaciones.

Perdiendo esa conexión con nuestro Yo verdadero, tan profunda y necesaria, creamos automáticamente una separación con la misma naturaleza, des identificándonos totalmente con ella.

Leemos en las noticias que esta situación seguirá, continuarán las tormentas, los huracanes y los terremotos, si, seguramente si, pero está solo dentro de cada uno de nosotros el verdadero cambio, sanando por dentro es que sanaremos afuera.

Ahora mas que nunca necesitamos hacer un pare, ir mas lento y tomar mas tiempo para sentir nuestro Ser, hacer las cosas que queremos, regresar a nuestros pasatiempos, esos que a veces dejamos de lado simplemente “por que no tenemos tiempo”, como la lectura, la danza, la caminata… vayamos lento, disfrutemos de cada momento que estemos viviendo, así, dándole atención a nuestro Ser, estaremos dándonos amor, estaremos mirándonos desde el corazón y solo allí, desde la profundidad de nuestras aguas estaremos prontas para sanar hacia afuera.

Las amo,

Jenn

Leave a comment