Leave a comment

La importancia de la temperatura en la refrigeración

Desde tiempos pre históricos, el hombre ha entendido que las bajas temperaturas, conservan el alimento de la mejor manera y por mayor tiempo.  El hielo por ejemplo, era un bien preciado que solía comercializarse para este fin.  Con el tiempo, el hombre pasó a añadirle químicos al agua, para poder causar el hielo.  El proceso de la refrigeración, ya como lo conocemos en nuestros tiempo, fue un proceso largo, que fue recién introducido a finales del siglo IXX.

Pero, dentro de la refrigeración, la temperatura adecuada de la misma, también es importante…

¿Qué sucede cuando la temperatura no es correcta?

Se da el crecimiento de las bacterias.  Las bacterias existen en todas partes, pero en refrigeración, existen dos grupos:

1.- Las bacterias patogénicas, las que causan enfermedades que nos transmiten por medio de los alimentos.  Éstas pueden crecer rápidamente en la “zona de peligro” de la refrigeración, que es entre 4.4 °c y 60 °C, el tema está que estas bacterias no suelen afectar necesariamente el gusto de los alimentos, ni su olor, ni su apariencia y el riesgo está ahí, que justamente el alimento se ve perfecto, cuando en realidad ya desarrolló bacterias patogénicas y éstas son ingeridas por tu familia.

Solo pensar que el alrededor del 75% de los brotes de intoxicación estafilocócica se presentan como consecuencia de una mala refrigeración.

2.- las bacterias que deterioran los alimentos, las que causan que éstos se deterioren y desarrollen malos olores, texturas y sabores desagradables.

* Debe tenerse en cuenta que, a medida que la temperatura disminuye, se reduce también la velocidad de crecimiento de muchos de los microorganismos hasta el punto que se detiene. De ahí que se consiga alargar la vida útil del producto y baje el riesgo microbiológico.

¿Cuál es el tiempo de conservación de los alimentos?

El pescado fresco se mantiene en buenas condiciones a temperaturas de refrigeración durante unos dos días; la carne cruda, unos tres días; la carne y pescado cocidos, unos tres días; la leche abierta, los postres caseros y la verdura cocida, cuatro días; las verduras crudas y las conservas abiertas, cinco días; y los huevos, de dos a tres semanas.

Dicho esto, comprenderán la importancia que le doy, al sistema de enfriamiento de la refrigeradora de mi hogar.

¿Les ha pasado que cuando colocan alimentos en la mitad de la refrigeradora, éstos no suelen enfriarse tanto como los que se colocan en la parte superior?

Bueno, a mí me sucedía siempre y la verdad que encontré la solución a mi problema, con la refrigeradora  LG LINEAR Top Freezer, qué justamente tiene como principal característica que manteniendo mis alimentos siempre frescos gracias al LINEAR Cooling ™ que permite que la fluctuación de temperatura varíe entre ±0.5℃ lo que asegura un enfriamiento constante. Además cuenta con DoorCooling+™ que se encuentra al momento de abrir la puerta y hace que la temperatura interior se más uniforme y enfríe 35% más rápido que un sistema de enfriamiento convencional.

Otra característica es la de HygieneFresh+™ que elimina las bacterias hasta en 99.999% y minimiza los malos olores.

Por todo eso y más (como el ahorro de energía) me decidí por esta refrigeradora.  Si quieres conocer más de ella, puedes hacer clic en el siguiente link:

http://www.lg.com/pe/refrigeradoras/lg-LT41WGP

Las amo,

Jenn

Leave a comment